VictoriaHerranz VictoriaHerranz

ARTICLE · E. Meneses's Foundation

DATA May 28, 2014

TEXT Victoria Herranz


NACE LA FUNDACIÓN ENRIQUE MENESES, MEMORIA DEL REPORTERISMO GRÁFICO ESPAÑOL

Victoria Herranz / Madrid


El Centro Internacional de Prensa acogió este martes la presentación de la Fundacion Enrique Meneses, una institución que nace del deseo expreso del periodista y fotógrafo fallecido el pasado año con la misión de proyectar su obra y promover becas y actividades para las futuras generaciones de profesionales.
En la presentación partriciparon Aurelio Martín, patrono de la Fundación y vicepresidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), a quien acompañaba Annick Duval, presidenta de la Fundación Enrique Meneses, Elsa González, presidenta de FAPE, Carmen del Riego, presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), entidad a la que pertenecía el reportero, Víctor Lerena, presidente de la Asociación de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión (ANIGP-TV) y los patronos de la Fundación y los periodistas Gervasio Sánchez y Diego Caballo.

Durante su intervención, Aurelio Martín ha explicado que la labor de la Fundación será llevar a cabo el sueño de Enrique Meneses: la formación de profesionales del fotoperiodismo. Destacó de la figura del reportero que llegó al oficio por vocación, no para ganar dinero, y que fue testigo y relator de algunos de los más importantes acontecimientos del siglo XX. Para Martín, Meneses “ha sido un ejemplo de periodismo” cuya máxima fue “ir a los sitios, escuchar, ver, volver y contarlo”.

Elsa González también ha querido destacar la figura Meneses, un reportero “siempre sobre el terreno, confundiéndose con el paisanaje”. Meneses creía en el reportero ‘freelance’. Convencido de que el futuro era para el emprendedor inmortalizó grandes acontecimientos históricos, como la muerte de Manolete, crónica que realizó con tan sólo diecisiete años, un encuentro con Fidel Castro y Che Guevara en Sierra Maestra, la marcha de la libertad liderada por Martin Luther King o el asesinato de Kennedy.

Meneses siempre instaba a no quedarse en ningún lugar cuando quedaba aún todo un mundo por descubrir. Por ello, González agradeció la labor de la Fundación, la cual considera que ha rescatado un trabajo que hizo y hará escuela. La presidenta de la FAPE quiso también denunciar que la mayoría de los reporteros recibe, económica y profesionalmente, mucho menos de lo que requeriría su esfuerzo y finalizó con un recuerdo para los reporteros gráficos Camile Lepage y Andy Rochelly, asesinados en la República Centroafricana y en Ucrania respectivamente, a los que definió como “personas que sostienen el periodismo con veracidad y ética sobre el terreno”.

Víctor Lerena definió a Meneses como uno de los grandes fotoperiodistas del siglo XX y una figura admirada y respetada por todos. Por su parte, Carmen del Riego recordó que hace tiempo que había que haber constituido la Fundación, pero que fue el propio Meneses quien la adelantó y dejó lista pocos días antes de morir. Espera que la Fundación no sólo forme a periodistas como Meneses, sino que también consiga que exista el periodismo que él defendía, para lo cual declara que la APM pondá todo de su parte.

Concluyó haciéndose eco de alguna de las citas más destacadas del periodista, entre ellas: “Dejemos a un lado el alma de funcionarios; somos periodistas”, “todo el que se dedique a esta profesión sin vocación va de culo”, o “no falta información, llega por todas partes. Lo único que no hay es gente capacitada para distinguir lo que es importante de lo que no lo es, que conozcan el terreno, que conozcan la lengua. Con cuarenta o cincuenta analistas así tienes un periódico”.

Annick Duval agradeció el apoyo de los compañeros e hizo un breve repaso a la personalidad del mítico reportero. La curiosidad de Enrique Meneses le llevó en 1946, con dieciséis años, a visitar la Alemania derrotada. Durante su larga carrera como periodista tocó todos los palos y todos los temas le interesaron. Para Duval, era “todo periodismo. Inmune al desanimo. Pasó por épocas muy difíciles pero nunca se rindió. Si nadie le ofrecía trabajo lo montaba él”.

Esta forma de entender el oficio le llevó a animar a las nuevas generaciones, a no atarse y a enfrentarse a retos como viajar a Sarajevo en 1993, con 73 años y enfermo, mientras su familia creía que estaba de safari en África. Para Meneses lo que no estaba documentado sencillamente no existía. Definió el periodismo como mitad paciencia, mitad profesionalidad y ‘potra’.


La presidenta de la Fundación también aprovechó su intervención para explicar que los beneficios producidos por los derechos de autor de la obra de Meneses se invertirán en becas para la formación de fotoperiodistas y declara estar abiertos a sugerencias para llevar a cabo esta labor.

Para el reportero Gervasio Sánchez hablar de Enrique Meneses es hablar de alguien que amaba la profesión, alguien que defendía que lo importante era estar en los lugares. Sánchez considera que la crisis del periodismo no es económica, sino una “grandísima crisis de identidad” que comenzó cuando los medios empezaron a ganar dinero. Declara que “nos hemos ganado a pulso” que los ciudadanos vean a los periodistas como a los políticos, siendo ambas profesiones las peor valoradas actualmente. También considera “vergonzoso cómo se actúa en España con los freelance”, ante lo cual espera que desde la Fundación se fomente el legado ético del reportero, al cual considera uno de los mejores periodistas de la historia del periodismo en España, con un “archivo fotográfico y literario espectacular”.

Por último, Diego Caballo defendió la capacidad de Enrique Meneses para transmitir lo que sabía y su apuesta por la polivalencia dentro del oficio. Para Caballo, actualmente se está haciendo mucho “periodismo de todo a cien”, intranscendente, que ni siquiera llegará a ser un “borrador para la Historia”. Ante ello, considera necesario combinar la inmediatez con la seriedad y recuerda la manera en que entendieron el oficio tres grandes periodistas: la invitación a “ejercer el periodismo con los cinco sentidos” de Kapuscinski, la sentencia de García Márquez: “aunque se sufra como un perro no hay mejor oficio que el periodismo”, y la declaración de Meneses: “hombres y mujeres que se abrazaron a la profesión como otros toman los hábitos, una profesión en la que de nada sirve sentarse en una mesa y escribir folios y folios, sino que hay que ir a buscar la información donde ésta se encuentra, entre otras razones porque el fotoperiodista, además de escribir su texto hace sus propias fotos y no se puede fotografiar nada desde la habitación de un hotel”.

La Fundación Enrique Meneses tiene su sede en la Escuela de Fotografía EFTI, en Madrid (calle Gutemberg, 4). El próximo 30 de mayo tendrá lugar una jornada de puertas abiertas entre las 10:00 y las 21:00 horas, en la que se podrá contemplar el legado del fotoperiodista.

Read here the publication