VictoriaHerranz VictoriaHerranz

ARTICLE · Jane Goodall, la etóloga que descubrió la cercanía de los chimpancés a los humanos, cumple 80 años

DATA April 7, 2014

TEXT Victoria Herranz


JANE GOODALL, LA ETÓLOGA QUE DESCUBRIÓ LA CERCANÍA DE LOS CHIMPANCÉS A LOS HUMANOS, CUMPLE 80 AÑOS

Victoria Herranz / Madrid


La primatóloga Jane Goodall es, en la actualidad, una de las científicas más reconocidas internacionalmente. Recién cumplidos los 80 años, continúa su intensa labor en favor de los animales y la conservación del planeta


Desde su infancia, Jane Goodall mostró un gran interés hacia el mundo animal. En 1957, con 23 años, tuvo la oportunidad de viajar a Kenia, lugar en el que entró en contacto con el famoso paleoantropólogo Louis Leakey, el cual, conocedor de su interés por el estudio de los animales, le dio la oportunidad de trabajar junto a él a pesar de no tener la formación académica adecuada. En 1960, Leakey le ofreció viajar a Tanzania, al Parque Nacional de Gombe, iniciando así sus estudios sobre los chimpancés. Sus observaciones le permitieron, entre otras cosas, constatar cómo estos animales construyen y utilizan herramientas para la captura de las termitas que forman parte de su dieta. De este modo, su mentor la introdujo en su famoso triángulo femenino dedicado al estudio de los primates, en el que estuvo acompañada de Birute Galdikas y Diane Fossey, encargadas de los orangutanes de Borneo y de los gorilas en los volcanes Virunga, respectivamente.

A pesar del rechazo inicial de los chimpancés, Goodall logró ser aceptada en la comunidad de primates obteniendo así los primeros resultados. A partir de 1964 formó un equipo con el que procesó toda la información obtenida, convirtiendo el Gombe Stream Research Center, del que años más tarde llegó a ser directora, en una de las estaciones de campo dedicadas al estudio del comportamiento animal más importantes del mundo.
En 1965, bajo la supervisión de Robert Hinde, obtuvo el doctorado honorario en etología por la Universidad de Cambridge, siendo una de las pocas personas que lo ha alcanzado sin acabar la carrera. A pesar del escepticismo de la comunidad científica, Hinde la animó a seguir adelante con sus investigaciones.

En 1977 fundó el Goodall Institute for Wildlife Research, Education and Conservation, cuyo objetivo es impulsar la conservación y mejora de las condiciones de vida de los chimpancés. Su obra, considerada una de las investigaciones de campo más prolongadas sobre animales en libertad, ha arrojado luz sobre aspectos referidos a los chimpancés tales como su conducta instrumental, estructura social, caza, guerra entre grupos, altruismo, dominación, canibalismo y crianza.

En 1987 abandona el trabajo de campo, dedicando desde entonces 300 días al año a viajar por todo el mundo participando en conferencias y actos de divulgación en defensa de los animales y de su bienestar, así como a alertar acerca de la destrucción del medio ambiente y el cambio climático.

Entre las múltiples condecoraciones recibidas a lo largo de su carrera destacan su nombramiento en la Orden del Imperio Británico, la Medalla Benjamin Franklin y el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, concedido por su “trascendental aportación científica”, que ha contribuido al conocimiento de los chimpancés y de “las raíces del comportamiento y la cultura humanas”. Asimismo, es Doctora Honoris Causa por más de 45 universidades internacionales, incluyendo dos instituciones españolas.

Un descubrimiento inesperado

Uno de los hitos más relevantes en la carrera de la primatóloga fue el descubrimiento de la violencia que son capaces de ejercer los chimpancés. El hallazgo se llevó a cabo tras un episodio que tuvo lugar en el Parque Gombe, cuando unos chimpancés se abalanzaron sobre un macho de otro grupo provocándole heridas que, finalmente, le llevaron a la muerte. A partir de ese momento, se observó una tendencia que, con los años, se ha definido como expansionista, dando lugar a brotes de violencia en la lucha por la supremacía sobre el territorio.

Sobre este descubrimiento, Goodall escribió: “Durante muchos años yo había creído que los chimpancés, al tiempo que mostraban asombrosas similitudes con los humanos en muchos sentidos eran, en general, ‘más bonitos’ que nosotros. De pronto, me di cuenta de que, en determinadas circunstancias, podíanser igual de brutales, que también tenían un lado oscuro de su naturaleza. Y eso duele”.

Jane Goodall Institute

En 1977, la investigadora fundó el Jane Goodall Institute, una organización sin fines de lucro dedicada a la defensa de un mundo más justo, sostenible y respetuoso hacia los otros seres vivos. Los objetivos de la institución, basados en el trabajo científico y la labor humanitaria de Goodall, se centran en la investigación no invasiva de los chimpancés y otros primates, tanto en su hábitat como en cautividad, con el fin de mejorar sus condiciones de vida, la educación y sensibilización social a través de diversas iniciativas desarrolladas en 130 países para el entendimiento intercultural y la conservación de las especies y del medioambiente, a través del desarrollo sostenible de las comunidades africanas y la lucha por la erradicación de prácticas como la caza furtiva, la deforestación y el tráfico de especies.

Read here the publication